gluteoplastÍa

En la sociedad de hoy, la forma e imagen de los glúteos son símbolo de belleza y juventud. La cirugía de aumento de glúteos, denominada científicamente gluteoplastia, es el procedimiento ideal para alcanzar una armonía corporal asociada a la belleza.

TIPOS DE IMPLANTE

Existen dos formas de aumentar los glúteos, una es a través de la colocación de implantes en los glúteos, similares a los utilizados en la cirugía de aumento de mamas y, la otra es utilizando injertos de grasa, extraída previamente de otras partes del cuerpo.

Para la colocación de implantes es de preferencia la técnica intramuscular que asegura un resultado natural.
Los implantes son de silicona de alta calidad y cohesividad de reconocidas marcas aprobadas por FDA y ANMAT.

Otra alternativa quirúrgica es la lipoaspiración de la cintura, caderas y abdomen con lipotransferencia en glúteo. Es decir, se succiona la grasa de zonas que se encuentran en exceso y se inyecta en los glúteos, evitando la inclusión de implantes de silicona. Esta técnica logra el modelado del contorno corporal de la región alcanzando evidentes resultados estéticos.


CIRUGÍA

La anestesia a utilizar durante la cirugía la definirá el profesional en una entrevista previa, dependiendo de factores personales del paciente y preferencias del médico. Si bien se puede utilizar anestesia general, habitualmente se realiza con peridural, a la cual se le agrega una sedación suave para mayor bienestar del paciente.

La cirugía dura aproximadamente dos horas. Recomendamos un día de internación para inmovilizar la zona y obtener un mejor resultado confort postoperatorio. 

En caso de existir dolores o molestias luego de la cirugía, se podrá indicar medicación analgésica para la disminuir las mismas. Generalmente, la evolución es muy bien tolerada.


POSTOPERATORIO

Durante las tres primeras semanas postoperatorias el paciente deberá utilizar una faja compresiva de lycra o algodón, pasada la primer semana podrá retomar su rutina habitual, evitando esfuerzos y actividades deportivas. Se estima que entre las cinco a seis semanas podrá realizar la gran mayoría de las actividades, aunque dependerá de la evolución de cada paciente.

¿Necesitás un turno? RESERVÁ UN TURNO ONLINE

© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS