Mastopexia

Con el paso de los años, diversos factores como el embarazo, la lactancia, y la misma fuerza de la gravedad, tienen su efecto sobre los senos de una mujer. A medida que la piel pierde elasticidad, las mamas pierden frecuentemente su forma y se caen. La mastopexia o levantamiento del seno, es un procedimiento quirúrgico para levantar y dar nueva forma a las mamas. La mastopexia también reduce el tamaño de la areola que es la porción de piel oscura que rodea el pezón. Si sus mamas son pequeñas o han perdido volumen, los implantes o prótesis mamarias colocados juntamente con una mastopexia pueden aumentar tanto su firmeza como su tamaño. 

Los mejores resultados se obtienen en mujeres con mamas pequeñas y caídas. Cualquier tamaño de mama puede ser modificado.

Muchas mujeres buscan esta operación porque la maternidad y la lactancia le han dejado la piel estirada y los senos con menor volumen. Si Ud. piensa tener más hijos, tal vez sea conveniente postergar su mastopexia. Aunque no hay mayores riesgos provocados por nuevos embarazos, éstos unicamente pueden desmejorar el resultado obtenido por la operación. 

La mastopexia es una operación sencilla y segura.

Cada paciente, lo mismo que cada cirujano, tiene una opinión algo diferente sobre que es lo deseable en cuanto al tamaño y la forma de sus mamas. 

El cirujano la examinará tanto sentada como de pie, y comentará con Ud. las distintas opciones, dependiendo de su edad, la forma de sus mamas y el tipo de piel que posea. Tal vez considere conveniente agregar una prótesis. Le explicará la nueva posición que tendrá el pezón, que es generalmente a la altura del surco por debajo de su mama. 

Le describirá los detalles, los riesgos y limitaciones, haciendo énfasis en las cicatrices que pueden resultar.


CIRUGÍA

La mastopexia lleva habitualmente dos horas de duración. Las técnicas son diversas aunque el autor prefiere de elección la técnica vertical. Una vez que se quita el exceso de piel, la areola y el pezón se suben a su nueva posición y los tejidos se reacomodan. Luego se sutura la piel alrededor de la areola y en una línea vertical hasta el surco submamario En algunos casos se indican intervenciones que requieren solo las cicatrices alrededor de la areola. 

Si es necesario colocar una prótesis, ésta se inserta debajo del músculo pectoral.


POSTOPERATORIO

Después de la cirugía Ud. tendrá un vendaje. Sus mamas inicialmente estarán hinchados y con hematomas. Se sentirá incomoda por unos días pero el dolor será leve. El cirujano le prescribirá analgésicos.

Luego de dos días el vendaje será reemplazado por un corpiño deportivo que deberá usar continuamente durante 2 semanas. Las suturas serán retiradas en los primeros quince días. 
La sensibilidad de los pezones está disminuída o alterada durante dos a tres meses aunque en algunos casos la recuperación tarda hasta un año. 

La cicatrización es un proceso lento. No haga planes de volver al trabajo por 4 días aunque pueda caminar. Evite levantar cosas por arriba de su cabeza durante 10 dias. Puede reanudar su actividad deportiva en un mes. Si Ud. queda embarazada, podrá dar de mamar ya que sus conductos no se seccionan con esta intervención. 

Su cirujano hará todo lo posible para que sus cicatrices sean poco visibles. De todas maneras éstas existen, son permanentes. Habitualmente están rojas y elevadas por varios meses para gradualmente hacerse menos visibles hasta quedar a veces como líneas pálidas poco perceptibles.


RESULTADO

Si Usted se informa y comprende bien el objetivo de la cirugía, sus expectativas con respecto a los resultados serán reales. Y, como consecuencia, su satisfacción superará lo esperado.

¿Necesitás un turno? RESERVÁ UN TURNO ONLINE

© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS